Consejos para triunfar en tus Retratos Familiares

General - Comentar -

 

Cada vez encontramos más diversidad entre las familias. Antes eran un padre, una madre y los hijos. Ahora todo ha cambiado. No es extraño ver familias monoparentales, un padre o una madre con sus hijos, madres solteras, familias con dos padres o dos madres… Los tiempos cambian y las familias, tal como se conocían, también…Pero todas tienen algo en común: la relación entre sus miembros. Los retratos de familia son más complejos que los retratos individuales por diferentes razones: Las personas a fotografiar son varias, hay que coordinarlas y tratar de reflejar su personalidad. Es probable que en alguna ocasión, te haya “tocado” fotografiar a la tuya porque con eso de que “eres el fotógrafo”, pues en las reuniones familiares siempre te toca a ti hacer las fotos.      

Cuando fotografiamos familias, podemos encontrarnos con errores muy típicos. Algunos son leves y otros más graves. Lo que quiero es darte unos consejos para que consigas evitar esos errores y conseguir buenas fotos familiares, sean de la familia que sean. Estos consejos, obviamente, sirven para todas las tipologías de familia porque en definitiva son eso… FAMILIAS

1.    El vestuario. 

Cuídalo. Aunque parezca que no tiene importancia, sí que la tiene. Y mucha. La ropa juega un papel fundamental por varias razones.

  • Es mejor que la familia vista ropa normal, tirando a clásica para que el retrato no pase de moda en poco tiempo. Estamos buscando una foto atemporal y la ropa “a la última” puede estar muy bien ese año, pero dentro de dos o tres, estará pasada de moda y puede “chirriar”.
  • No es necesario que todos los integrantes vistan del mismo color, pero ayuda que los colores sean muy parecidos y combinen entre sí.
  • En verano es mejor usar colores suaves, en invierno colores más alegres para darle vida a los colores que ofrece la naturaleza (hablamos de retratos en exterior).
  • No sólo hay que combinar los colores, sino también el estilo de ropa, o todos formales o todos casual, las mezclas no son buenas… 
  • Evita las rayas, cuadros o diseños llamativos que desvíen la atención.
  • Evita que la ropa muestre codos y rodillas, pues esta parte del cuerpo no es nada favorecedora (en adultos) y puede estropear el resultado.
 

        

2.    Localizaciones

Busca una buena localización. Si vas a hacer un reportaje a la familia, buscad una localización que le guste a ellos, un parque, el bosque, la playa… Son entornos muy agradecidos para este tipo de fotografías. Si es en interior o en una casa, cuida el fondo y cualquier elemento que distraiga la atención.

 

3.    Ambiente

Ha de ser adecuado. Es importante que las personas disfruten de la sesión para que estén cómodos y relajados, así quedarán mucho mejor retratados y tú podrás tomarte el tiempo que necesites. Prepara la sesión como si fuera un juego, sobre todo si hay niños. En lugar de pedirles que sonrían, cuéntales algo gracioso, alguna anécdota o un chiste. Las sonrisas forzadas son demasiado artificiales.

 

4.    Iluminación

CuídalaEste es uno de los puntos más importantes, ya que una buena fotografía se puede ir al traste si no tiene una iluminación correcta.

  • En interiores usa el flash rebotado.
  • Si estás a contraluz o el fondo es mucho más luminoso que el plano en el que se encuentra la familia, usa el flash para rellenar.
  • Si puedes usar la luz natural, pues mejor aún. En ese caso tienes que tener cuidado con que no haya parte de la familia al sol y otra parte en la sombra. No obtendrás un buen resultado. El cerebro humano filtra los cambios bruscos de luz. La cámara no. Si una persona está en sombra y la otra al sol, el resultado en cámara será mucho más evidente que lo que hemos visto con nuestros ojos.
  • Recuerda que las mejores horas para hacer las fotos en exteriores son por la mañana temprano o por la tarde a última hora.
  • Si es a mediodía, la luz muy fuerte puede hacer que cierren los ojos, además crea sombras indeseadas. Busca una sombra pero ten cuidado de que todos los rostros salgan iluminados. Colocarlos en el borde de la sombra puede ayudarte.

Retrato_familiar


5.    Colocación de los sujetos

La colocación es importante. Evita que adopten posturas incómodas o forzadas, si se muestran naturales, los resultados serán mucho mejores. Si hay muchos miembros, un elemento como una puerta, valla o escalera, puede ayudarte a organizar la composición.

 

Retrato_familiar


6.    Apertura de diafragma

Usa una apertura adecuada. En los retratos se suele recomendar una apertura lo más grande posible (es decir, un número f pequeño), con el fin de desenfocar todo aquello que no sea la persona retratada. Si la fotografía es de un grupo grande de personas, usar una apertura grande (número f bajo), puede ser un problema ya que no todos están en el mismo plano y por ello, es muy probable que algunos salgan desenfocados. Por eso, en este caso es conveniente no abrir tanto el diafragma. Un f/8 sería más adecuado. Si quieres usar una apertura amplia, procura que todos los miembros estén en el mismo plano para que todos salgan enfocados. Si el grupo es muy grande, lo más recomendable es una apertura pequeña (un número f mayor).

 

Retrato_familiar


7.    Transmitir

Procura transmitir la esencia de la familia. Comentábamos al inicio del post la importancia de captar no sólo a los miembros de una familia, sino también su personalidad. Puedes utilizar atrezo u objetos que ellos usen normalmente. Lo importante no es que todos los miembros miren a cámara, lo realmente importante aquí es que el núcleo familiar se muestre como es.

 

8.    Encuadre y Composición

 Recuerda los consejos sobre composición y ten cuidado con cortar las cabezas o dejarlas en mitad de la foto. Y si es de cuerpo entero, ¡no les cortes los pies! , ni las manos, ni nada de nada. Encuadra correctamente antes de disparar


9.    Usa la ráfaga

Dispara en ráfaga y muchas veces. Cuando son varios miembros es muy fácil que alguno salga con los ojos cerrados o con algún gesto poco favorecedor. Cuantas más fotos dispares, más probabilidades tendrás de obtener una en la que la mayoría de los modelos salgan bien.

Retrato_familiar


10.    Flexibilidad

Sé flexible. Es muy probable que lleves una idea de cómo dirigir la sesión, eso no está mal, pero no olvides prestar atención a esos momentos espontáneos, pues puede que una de las mejores instantáneas sea de alguno de esos momentos de improvisación.

 

11.    Sé Creativo

Haz uso de tu creatividad. Huye de los típicos retratos y proponles algo divertido, un juego, una carrera, o simplemente cambia una perspectiva… Ya sabes, ¡la imaginación no tiene límites!

Retrato_familiar


12.    Trípode

Usa el trípode. ¿Que tú eres parte de ese enorme grupo familiar que tienes que retratar? Entonces ¡no te olvides del trípode por nada del mundo! Pon el temporizador o usa el disparador remoto y… ¡mira al pajarito!.


13.    Emociones

Captura las emociones. Me dejo para el final mi consejo favorito, porque las emociones son importantes, porque una foto te tiene que provocar un sentimiento y no hay nada mejor que capturar un instante emotivo, fuera de poses o gestos favorecedores. La interacción entre sus miembros y las muestras de afecto no pueden faltar en un retrato de familia.

Retrato_familiar

 

Espero que este post te ayude en la medida de lo posible.

Si tienes alguna pregunta, no dudes en dejar tu comentario. Muchas gracias por llegar hasta el final y, si te ha gustado, compártelo J   ¡Hasta pronto!

 

 

 

 

Fuente: Blog del fotógrafo

Deja un comentario

¿Quién soy yo?

General - Comentar -

¿Quién soy yo y cómo trabajo?


Me llamo Luis Bañeres Caus y nací en Madrid, allá por 1963, un lunes 6 de mayo.

Desde muy jovencito descubrí la fotografía y siempre me llamó mucho la atención. A los 18 años conseguí ahorrar un dinerillo para comprar mi primera cámara reflex, una Canon 620 "ANALÓGICA", por supuesto, que aún conservo. Los carretes eran un mundo aparte con sensibilidades desde los 25 ASA (ISO) que cubrían todo el carrete. Ahí no cabía la posibilidad de variar el ISO para cada toma como hacemos ahora. Poco a poco fuí invirtiendo en algunos objetivos de segunda mano hasta que me hice con un equipito medio decente.

Toda mi fotografía era variada. Disparaba a todo lo que veía pero claro, en esa época no era como ahora. Metias los carretes (de 36 fotos en mi caso) en la cámara, y cuando lo terminabas, a cambiar otra vez. Después venía la parte "amarga"... Había que ir a la tienda o al estudio con esos carretes a que los revelaran. Cuando recogias las copias llegaban las alegrías o las frustraciones. Aquella foto que creías que iba a ser un Pullitzer, era un desastre y ni siquiera la recogias, que eso se podía hacer.... Risa

Más tarde y viendo el dineral que gastaba en copias, opté por las diapositivas. Ahí si que no podías devolver ninguna, pero la diferencia de precio en los revelados, merecía la pena. Hoy, casi 35 años más tarde, tengo cajas y cajas llenas de esas diapositivas.

A los veintipocos años me independicé y monté un mini laboratorio en el cuarto de baño de mi pequeño apartamento donde me pasaba noches enteras disfrutando con los negativos, ampliadora en blanco y negro, y líquidos. Aquello parecía lo que no era, ya que el olor a ácido se notaba desde la escalera... Sorprendido

De la mano de algunos amigos, presenté algunas fotos en pubs y locales. No es que vendiera mucho, pero la ilusión de ir a dichos lugares y ver mis fotos colgadas de la pared, me causaban una gran satisfacción.

Llegó la era digital y todo cambió. Ya no había que mirar por el dinero que gastabas en cada disparo... Disparabas y disparabas sin cesar y además, VEÍAS EL RESULTADO AL MOMENTO!!! Eso fué una revolución para mi. Empecé a experimentar con luces, con encuadres y con fotos imposibles... Era GRATIS!!!....

Llegó un momento en que me lo empecé a tomar más en serio y comencé a hacer cursos de diversa índole. Lo que siempre más me ha atraído es el RETRATO. Me gusta la gente, tengo empatía y por eso conseguía sacar de los demás, gestos y expresiones que hablaban por si solos. No dejo de experimentar con luces, planos, composiciones y, por supuesto, sigo formándome cada vez que puedo.

Aparte del Retrato hago otras disciplinas. Una que me apasiona es el LightPainting o Pintura de Luz. Es una fotografía con una exigencia técnica muy alta y que a nadie deja indiferente. O te gusta mucho, o no te gusta nada. Si tenéis curiosidad, podéis acudir a mi otra web, de fotografía en general, donde poder ver este y otro tipo de imágenes www.elebezoom.com   Si quieres entrar directo a las imágenes lightpainting, clica AQUÍ  Todo lo que verás en esa galería está revelado en Lightroom, pero NO EDITADO. No hay Photoshop en ninguna de las imágenes
Hago trabajos por encargo en estudio, en exteriores, comuniones, recién nacidos, grupos de amigos, mascotas (me encantan) y que además. a la gente les gusta y... REPITEN...

Vendo fotos en microstocks y sobre todo, disfruto de la fotografía, que para mi es lo primordial.

Y poco más te cuento... He abierto esta WEB para mostrar algunos de mis trabajos y para brindarte la oportunidad de contratar a un fotógrafo profesional que te hará una sesión fotográfica perfecta. Si te gusta lo que hago, no lo dudes. Contacta conmigo y haremos un reportaje que nunca olvidarás.  Contacta conmigo. 

 

¿Cómo trabajo?


  • Antes de hacer una sesión, SIEMPRE me gusta tener una entrevista personal con el modelo o modelos. Nada formal, un café, 15 minutos de conversación y poco más.
  • ¿Por qué? Pues porque cuando alguien llega a un plató de fotografía en frío, suele estar nervioso. También el fotógrafo tiene lo suyo, no creas.
  • Si previamente al día de la sesión nos hemos visto, hemos charlado, tomado un café y contado nuestras "batallitas", el día del trabajo, al conocernos, todo sale más fluído, más sencillo. Créeme cuando te digo que esto, que parece una chorrada, es importantísimo.
  • También puede darse el caso que al encontrarnos modelo y fotógrafo, no haya feeling. Eso es posible, claro... Somos personas y cada uno tiene su manera de ser. Si por la razón que sea no existe dicho feeling, es mejor tenerlo claro desde el primer momento y poder decidir si se hace o no la sesión. Es absurdo y contraproducente meternos en un estudio durante dos o tres horas para que a la larga, ese tiempo se desperdicie porque ni el modelo está a gusto, ni el fotógrafo puede dar todo lo que tiene.
  • Por tanto, para mi es importante el charlar un rato con los modelos unos días antes de la sesión. Me gusta hacerlo, lo hago siempre y me da buenos resultados


Me gusta que los modelos me propongan ideas y que actúen con total naturalidad


  • El fotógrafo dirige al modelo, si, pero el modelo también tiene sus recursos. Él o ella se conoce mejor y sabe por dónde puede funcionar correctamente. Nunca obligo a nadie a hacer nada. Se plantea una sesión con una temática y un propósito pero, obviamente, todo se puede cambiar.
  • Cuando un modelo me plantea ideas, cambios, etc, ME ENCANTA
  • Una sesión conmigo es una sesión amena, fluída, divertida. Huyo de las rigideces. Me gusta reir, hablar, contar chistes en un momento dado. En definitiva, me gusta estar a gusto con mi trabajo y que quien esté conmigo, también se sienta así.

 

Paso 1: Fecha del Café 

... O fecha del té, fecha del refresco, ¡o de lo que tú quieras! Nos veremos por primera vez y nos conoceremos. Aquí es cuando repasaremos los detalles de la sesión. Los precios, hablaremos de ubicaciones, vestuario, cambios de ropa, etc y podré responder cualquier pregunta que tengas. Concretaremos una fecha, intercambiaremos números para que puedas contactarme en cualquier momento. Serás oficialmente tratado como cliente VIP. Todos mis clientes lo son... Y nos mantendremos en contacto hasta el día de tu sesión de fotos, planificación y creación de la sesión.

Como ya he comentado antes, esta consulta inicial es muy importante para que toda la experiencia fotográfica vaya genial. Me permite conocerte y averiguar exactamente lo que necesitas. Hará que nos sintamos más cómodos durante el día del reportaje, que es muy importante para ayudarte a estar relajad@ y posar naturalmente. Y a mi me ayuda a conocerte antes del rodaje para capturar más que una bonita foto, ¡me permite capturarte! Mostrar tu carácter, tu esencia.

 

Paso 2: El Gran día

Tu sesión de fotos va a ser uno de los días más divertidos de tu último año. Tienes que jugar a vestirte, conseguir tu pelo y maquillaje perfecto, y tener todo el tiempo que necesites para DISFRUTAR. Tu sesión incluye de 1 a 3 horas, en función de lo pactado previamente, cambios ilimitados del equipo, y diversión obligatoria, hasta que consiga obtener tus  mejores poses. En serio, habrá música, baile, chistes tontos, y un montón de risas detrás de las escenas.

Después de terminar tu sesión, viene mi trabajo más duro. Escojer y revelar tus mejores imágenes para tenerlas listas en 1 o 2 semanas.

 

Paso 3: La entrega

¡Esta es, definitivamente, la parte más emocionante del proceso! Después de 1-2 semanas desde la fecha de la sesión, ya te habré enviado las imágenes reveladas que considere mejores vía wetransfer al correo electrónico que me hayas dado. A partir de ese momento y después de que las hayas revisado con tu familia, amigos o tú solo, nos reuniremos en mi estudio, en tu casa o donde prefieras. Tomaremos un café, un refresco o una cerveza mientras revisamos toda tu galería foto por foto para elegir tus favoritas. Te mostraré todas las opciones para que puedas escoger todos los productos que ofrezco, y juntos elegir el paquete que se adapte más a tus necesidades. Ofrezco increíbles álbumes de lujo, diferentes opciones para tus cuadros en la pared, e incluso pequeños albumes para que puedas llevar, de manera física, tus fotos en el bolso o en una cartera.

Confirmaremos tu pedido y cuando esté preparado, te lo entregaré para que puedas mostrar todas tus fotos al mundo.

 

¿List@ para disfrutar de una Sesión Fotográfica Profesional?  


                         Contacta conmigo. 


Nos vemos detrás de una cámara!!!!
 

Deja un comentario